¿Quiénes somos?

La Corporación Dulazar Provivienda Digna es una entidad privada sin ánimo de lucro creada en 1962, en Medellín, Colombia, por el doctor Carlos Duque Salazar, con el propósito de facilitar el acceso a personas de escasos recursos económicos, a tener una vivienda digna.

Objeto social

El objeto de la Corporación es fomentar la construcción, compra o mejoramiento de viviendas dignas para personas y familias de escasos recursos económicos y colaborar en los campos de la asistencia social de las mismas, directamente o por conducto de otras entidades o personas; todo ello de acuerdo con los planes y en las condiciones que al efecto determine la Junta Directiva.

 

El objeto de la Corporación conlleva a ejecutar actividades de desarrollo social para la protección, asistencia y promoción de los derechos de poblaciones en situación de vulnerabilidad, pobreza y pobreza extrema, población rural o campesina; y actividades de promoción y apoyo a los derechos humanos y los objetivos globales definidos por las Naciones Unidas. Estas actividades son de interés general y permiten el acceso a la comunidad, en los términos previstos por los Parágrafos 1 y 2 del Artículo 359 del Estatuto Tributario.

 

Adicionalmente, la Corporación lleva a cabo labores de promoción y apoyo a entidades sin ánimo de lucro que ejecuten acciones directas en el territorio nacional en alguna de las actividades meritorias descritas en el Artículo 359 del Estatuto Tributario.

20161130_092911.jpg
 

"La vivienda no es sólo un bien inmobiliario, es también una forma de consolidación espiritual."

Mario Benedetti 

Visión

La Corporación Dulazar Provivienda Digna será una institución líder en la ciudad de Medellín y el Área Metropolitana, en el apoyo a la construcción, compra o mejoramiento de vivienda para familias de escasos recursos económicos, bien sea directamente o por conducto de otras entidades o personas.

"Lo importante no es el trabajo que uno hace, sino cómo lo hace y cuánto AMOR y ESFUERZO ponemos en lo que hacemos. Cada trabajo es importante, y lo que yo hago no lo puedes hacer tú, de la misma manera que yo no puedo hacer lo que tú haces."

Madre Teresa de Calcuta